13 abr. 2017

En memoria de Jesús

Lectura: 1 Corintios 11:23-26

Detente, deja lo que estás haciendo por un momento, lo que te vamos a pedir te tomará en promedio 1 minuto; lee nuevamente la lectura para hoy: 1 Corintios 11:23-26.

Posiblemente muchas veces te has visto tentado(a) a leer el devocional que diariamente compartimos, sin dar lectura al pasaje bíblico que es el centro de la reflexión. Si es así, no estás haciendo lo correcto ya que nuestros devocionales no fueron ideados para sustituir la lectura diaria de la Biblia, tan sólo son un complemento para facilitarte la aplicación en tu vida, estimulando con ello la lectura de las escrituras.

En ese mismo sentido, Pablo nos exhorta de la siguiente manera: “Porque yo recibí del Señor la enseñanza que también les he transmitido…” (1 Cor.11:23ª). El apóstol estaba haciendo su labor de maestro y consejero, al recordarle a las personas que estaban leyendo su carta y a las futuras generaciones, que más que recordar su vida y ministerio como extraordinario hijo de Dios, debían comprender lo que es realmente importante: “que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado…”, comió y bebió la cena del Señor, y nos recomienda: “Hagan esto en memoria de mí (Jesús)”

Job también nos dijo: “No me he apartado del mandamiento de sus labios; en mi seno he guardado los dichos de su boca” (Job 23:12) y el mismo Señor al enfrentar una de las tantas tentaciones de Satanás dijo: “Pero él respondió y dijo: Escrito está: No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mateo 4:4).

En estos días traemos a la memoria los últimos días ministeriales del Señor en la tierra; posiblemente en la TV y en las redes sociales la tendencia sea hablar a favor o en contra de Jesús, lo cual puede ser un poderoso distractor que nos tiente a no leer Su Palabra.  Recuerda lo que te pedimos al inicio de este devocional, en estos días toma un momento para reflexionar detenidamente sobre Jesús y la obra salvadora que realizó por ti y por mí.

  1. Si estás demasiado ocupado para leer la Biblia, de seguro estás demasiado ocupado en cosas que no importan tanto (Col.3:1-4).
  1. Dedica cada día un momento para pensar y agradecer por todo lo que el Señor hace por ti.

HG/MD

“Todas las veces que coman este pan y beban esta copa, anuncian la muerte del Señor, hasta que él venga” (1 Corintios 11:26).



from Mi Devocional http://ift.tt/2obS8vm
via IFTTT

No hay comentarios: