Cargando

Los "evangélicos" tienen su feriado en Chile

Este viernes 31 de octubre es feriado en Chile, pero no es un feriado más. Hoy es el Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes...

Este viernes 31 de octubre es feriado en Chile, pero no es un feriado más. Hoy es el Día Nacional de las Iglesias Evangélicas y Protestantes, una celebración inédita en otros países latinoamericanos que provocó un extenso debate en el parlamento chileno y que refleja la importancia de esta comunidad en la nación sudamericana.

El número de fieles protestantes en Chile ha ido en aumento y según el último censo representa aproximadamente el 15% de la población mientras un 70% se declara católico.

Tanto el gobierno de Michelle Bachelet como la Iglesia Católica destacan el trabajo social que este sector religioso, que ya tiene su propia señal de televisión, lleva a cabo a lo largo del país.

El día no fue elegido al azar. El 31 de octubre de 1517 el monje Martín Lutero clavó sus 95 tesis en la puerta de la capilla de Wittenberg, Alemania, dando inicio a la reforma protestante.

Aunque la mayoría de quienes profesan la fe evangélica en Chile no pertenecen a las iglesias protestantes tradicionales, como la luterana o la anglicana, sino que forman parte de una derivación pentecostal.

"Buen servicio"

"La labor de nosotros es predicar el evangelio del Señor que nos enseña a vivir correctamente. Cuando uno lo conoce lo transforma y le da una nueva vida", dijo a BBC Mundo Sandra Salinas, pastora de la Catedral Evangélica de Santiago.

"Estamos felices de que se haya abierto esta puerta para declarar un día festivo para nuestra iglesia y todas las organizaciones evangélicas. Para nosotros es una bendición de Dios", agregó.

En conversación con BBC Mundo, José Antonio Viera-Gallo, ministro Secretario General de la Presidencia, señaló que la instauración de este feriado es un reconocimiento.

"Son muy activos en la recuperación de personas que han caído en alcoholismo y drogadicción, dan apoyo a menores, desempeñan trabajo pastoral en las cárceles y en los barrios donde funcionan. Hacen un buen servicio a la sociedad".

Para Viera-Gallo esta iniciativa va en concordancia con la política de libertad de culto del gobierno y hace énfasis en que junto al capellán católico del palacio presidencial de La Moneda, también hay una autoridad evangélica. Lo mismo sucede en cada rama de las fuerzas armadas y de la policía.

"Es el reflejo de la libertad de creencias y de la importancia del mundo evangélico en la sociedad chilena", concluyó.

Ecumenismo

Con el ministro coincide el obispo Alberto Jara, presidente de la Comisión Nacional de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de la Iglesia Católica.

"Reconocemos su obra religiosa, labor social y preocupación por el bien de las personas. Representan un grupo importante en la sociedad chilena y nos alegramos", afirmó a BBC Mundo.

Según el obispo Jara, después del Concilio Vaticano II se generó una "actitud de cercanía, acogida y fraternidad" frente a las distintas iglesias.

"Lo que caracteriza a algunas de ellas es ser diferente a la Iglesia Católica y eso a veces crea tensiones, pero en general, existe la voluntad de mantener una buena relación con todas".

Durante los últimos años se ha producido un éxodo de fieles desde la Iglesia Católica, mayoritaria en Chile, hacia el mundo evangélico. Para Jara es una señal de alerta.

"Lo vemos como un gran desafío. Algo nos está pidiendo, tenemos que verlo como algo positivo", afirmó .

Otro feriado más

Existen cuestionamientos de que este nuevo feriado se traducirá en pérdidas económicas.

Los economistas destacan que cada día no laborable le cuesta al país US$700 millones, pérdida muy costosa cuando el país atraviesa una crisis financiera.

"Es verdad, cualquier feriado afecta al desarrollo del país. Queremos buscar una fórmula para compensar este día", explicó Viera-Gallo.

En las calles del centro de Santiago, BBC Mundo recogió impresiones de los ciudadanos.

"No soy partidario de los evangélicos. Es un día perdido para nuestro país", dijo Rafael.

"Me parece súper bien porque demuestra una amplitud con respecto a las creencias y a la libertad de culto", señaló Ana María.

Claudio está de acuerdo y afirma que "refleja lo que han crecido las iglesias evangélicas en Chile". En contraparte, para Isabel Margarita "otro feriado es mucho".

"Está bien porque los evangélicos merecen su día. Yo soy evangélico y estoy contento. La iglesia para mí es todo, soy 100% creyente", afirmó Cristián, de 18 años, mientras se dirigía rápidamente a su lugar de trabajo.
Calificación: 
Noticias 7526468610673688611

Publicar un comentario en la entrada

Página principal item